Cuadernos

 

Apuntes de olores, citas de sueños, pesadillas fragmentadas, el dibujo que encontramos en una casa abandonada y fotos en blanco y negro de huelguistas comiendo en la fábrica textil ocupada. Recetas, plumazos de tinta, recortes antiguos, firmas con sangre y una hoja otoñal recogida por quienes trabajaban desde los montes con una ametralladora en las manos. Palabras sueltas, mapas insinuados, esquemas mentales y frases que durante tiempo pierden sentido pero guardan el mensaje como una botella flotante. Alfabetos antiguos, alfabetos inventados, códigos secretos, un diario de sentimientos, un esbozo de viaje, cartas desde la cárcel y el exilio, una idea anotada, trozos de camisa y un calco de un grabado hecho a mano por las navajas piratas de hoy en día. Negativos quemados, cola vieja, mayúsculas temblantes, aromas del campo, hojas manchadas, garabatos de tambores que marchan en la distancia y un poema en una lengua que no conoces.

Los martes y los sábados por la tarde, de 7 a 8.

Cuadernos #9  {1:24:53}

El tiempo. El reloj. La imposición de ritmos uniformados como origen del capitalismo moderno, como piedra angular de la época industrial, armazón de suporte de la cosmovisión actual que deriva directamente del concepto risible de una divinidad suprema actuando como un gran relojero. Nos puede parecer absurdo todo ello, sin embargo es el mismo concepto que permite interpretar al mundo y al universo como materia maleable, un conjunto de simples «recursos» a disposición de los humanos, de aquellas personas que pretenden dominar, que se arrodillan cada día y cada noche frente al afán de llenar. Llenar lo que sea. Ahora mismo, en este momento preciso, hay decenas de millones de personas que matarían aquella divinidad con sus propias manos, sin ningún tipo de piedad. ¡Menuda gracia cuando suena el despertador por la mañana! Y menuda belleza correr, sudar corriendo, cada día de cada semana. Deconstruir el tiempo y destruir el reloj… hacer desvanecer los espantapájaros religiosos que imponen incluso la palabra «naturaleza», es decir, una separación entre nosotros y todo lo demás, un alejamiento que permite cada una de las atrocidades de los últimos siglos, desde la más minuta hasta la más grande. En nombre de la Ciencia con mayúscula, aquella misma que condena a innumerables personas a perecer bajo los venenos de supuestos tratamientos contra el cáncer.

Algunas hojas sueltas de esbozos de nubes y galernas:

«Money Can’t Buy Dub» (Naram Meets Disrupt) — — «Quit Barking At Me» (Jim And Jennie And The Pinetops) — — «It Wasn’t The Time It Was The Color» (Eleni Mandell) — — «Intro» (Los Sundayers) — — «La Bonita» (El Remolón) — — «Check Your Math» (DJ Spooky) — — «Open Door» (E. R. Goodman) — — «They Enter Through The Ear» (Ehran Elisha And Roy Campbell)

Cuadernos #8  {1:01:26}

Una chispa en un pequeño barrio de una pequeña ciudad. Los habitantes del Gamonal resisten a los planes del ayuntamiento de Burgos, a las máquinas de la especulación y a las fuerzas de la represión. Con bloqueos, barricadas, solidaridad, fuego, piedras, con sus cuerpos, con su presencia, con sus corazones, con sus gritos y con la autogestión y la autoorganización. Entender que es todo un engaño, que hay que pasar a lo práctico y sin intermediarios es precisamente lo que más miedo da a las almas grises, es decir, al Poder. Intentan imponer el toque de queda en las calles, militarizando el barrio para echar una gruesa manta de miedo sobre la población, la cual sin embargo no se hace mandar en esta ocasión y toma la calle, devuelve a los maderos algunas de las innumerables palizas recibidas y procede a cortar el flujo económico y a destrozar bancos, encontrando de nuevo la fuerza para simplemente decir «no» y creer en sus propias palabras. En los días siguientes, miles de personas empiezan a salir a la calle en solidaridad con la gente del Gamonal, a respirar ese aire fresco de rebelión.

Las llamas que bailan:

«Big Black Eyes» (Leafcutter John) — — «A Fine Cubist Cigar» (BLOB) — — «La Horda» (Los Cuatrocientos Golpes) — — «Section 409 Of The Penal Code» (Leticia Castaneda) — — «Molotov» (The Taxpayers) — — «Brainwash» (Bedlam Mind) — — «The Man Who Sold His Beard» (A Hawk And A Hacksaw) — — «The A Is For Atom» (Owl Brain Atlas) — — «Bizitzeko» (Dark Star Aizkora) — — «There Are No Words For My Contempt» (Underground Reverie)

Cuadernos #7  {1:53:06}

Un pollo. Una barra de pan. Salir a la calle y que la calle arda. Los rechazados de los fármacos. En la espesura del bosque, por la noche. Incorporarse inmediatamente a los puestos de trabajo, sino se utilizará todo la fuerza de la Ley para acabar con la emergencia y con los privilegios. Emergencias y situaciones extremas, necesidad de protección paternal, de vigilancia por parte de la patria. La vida como emergencia, como un caos superficial y vacío que hay que rellenar con militares y la orden de los libros que coleccionan leyes. Guantánamo y la alimentación forzada, espejo de la emergencia global en acto. Primer acto, para ser precisos. Zarapito real. Existen minas que van agujereando nuestros cuerpos y almas pero existen también minas que buscan carbón bajo nuestras pisadas, debajo de las plantas, llegando a ser incluso minas a cielo abierto que —por magia— consiguen hacer desaparecer a montañas enteras en unos pocos años. Hay personas en Laciana que resisten, ¿y nosotros? Me salen las de oro. La pezuña de un edificio y, para las Navidades, más máscaras. ¿Habrá tiempo para que William S. Burroughs nos cuente elocuentemente las fiestas de un yonqui?

Respiros hondos dibujados sobre nieblas y telaraña:

«Kurba» (Abdoulaye Alhassane Touré) — — «Lo Gritamos» (Zatanas And The Serious) — — «Shady Groove» (Colby Maddox) — — «Get Up Stand Up» (Public Enemy feat. Brother Ali) — — «Bridges Are Only Atoms Waiting For Collapse» (Fields Of Ohio) — — «Uspávacá Bolest» (The Wilderness) — — «A Short Critique Of Pacifism» (THF Drenching) — — «Kill You Dead» (Bombay Laughing Club) — — «Get Lost» (Jenny O) — — «Pirate Santa» (David Rovics) — — «The Meaning Of Christmas» (Ergo Phizmiz) — — «Fuck Christmas (Hummingbird Of Death)» (HIRS) — — «A Rat Face Christmas» (Dungeon Broads)

Cuadernos #6  {1:01:39}

Chispas, la jungla, cantando la resistencia, noticias desde la lucha contra la Muy Alta Tensión y RFID: chips identificativos, implantes para los animales, para la mercancía y para los humanos en cuanto mercancía, en cuanto unidades de recursos para la Gran Máquina. Es seguridad antes de todo y luego comodidad. O da igual, también primero la comodidad y luego la seguridad, la de tus bienes, tu propiedad, tu familia como extensión de tu propiedad. Mascotas. Nos parecemos a unas mascotas… con unos dueños, por supuesto, porque sin dueños no existen mascotas, a menos que no sustituyamos la palabra «mascotas» con otra un poco más exacta: «esclavos». Bomberos héroes de las Torres Gemelas y de la Patria como origen mítico del mundo RFID, de la cárcel omnipresente. ¿Vas a agregarme a tu Facebook o no?

Huesos encontrados más arriba, charlando entre estos montes:

«Night Out» (Bobby Tumultous) — — «Prepare For Revolution» (Unknown Artist) — — «Numbers» (TVLASUNOR) — — «Resistance Main Theme» (Remus) — — «The Thought Police» (Bryan Lewis Saunders) — — «Facebook» (Nicky Cook)

Cuadernos #5  {1:17:00}

Los llamados «manteros» y otras personas que simplemente desprecian la autoridad, juntos contra los municipales, esos esbirros fracasados y doblemente frustrados. Almas vacías y mirada de madero, soldado, mercenario, businessman; te puedes vestir de seda, de traje de gala patriota, de ropa de «duro» o con la corbata más ligón que tienes pero nunca lograrás esconder que dentro estás totalmente mutilado, dañado en lo más profundo. Te cubres con dolares que quedan transparentes a los ojos de los demás, vendes a tu gente y a ti mismo, todo por unas migajas o migajones y un poco de sucedáneo de amor. Qué sencillo es juntarse con los que mandan, qué fácil es encontrar razones para no sentir, para cerrarse, correr y esconderse de uno mismo… bajo la burocracia, el orden, lo establecido, que te llaman con una voz dulce que encanta.

Semillas enganchadas en las botas, listas para saltar más adelante durante la travesía, brotar y crecer:

«New Homoluxus» (Reggae Night Reunion) — — «Contra La Valla De Los Realistas» (Zatanas Meets Polarpank) — — «Deep River Blues» (Janet Bean) — — «Crippled Inside [John Lennon Cover]» (Green Like July) — — «A Colonial Fire» (Phemale) — — «Una Conclusione Non C’è» (Giacomo Sferlazzo) — — «Demos Vs. Kratos» (Punano)

Cuadernos #4  {1:55:50}

Sí que hay solución. Luchar. Evitando cualquier tipo de autoridad, cualquier delega. Hoy la MAT en Girona, la línea de Muy Alta Tensión, y mañana el fracking o algún que otra incineradora. Estamos en el infierno, esperando que exploten las centrales nucleares, para que todo quede muy pero muy claro. Porque parece que no bastaron las decenas de accidentes nucleares y sus fugas radiactivas, todo lo sucedido a lo largo de los últimos decenios; ni Chernobyl ni Fukushima nos convencieron lo suficiente como para acabar con esta sociedad nuclearizada, electrificada, militarizada. Y siguen sin convencernos ya que sus efectos mortíferos siguen expandiéndose por todos lados, sin ruidos perceptibles. No paran y —sobre todo en el caso japonés— empeoran drásticamente, aunque no resulta que lo cuentan en las noticias. Romper el tiempo, el tiempo del reloj, para volver al fuego, a los árboles y a la tierra, al viento y al agua sin tuberías de plástico de por medio. Respirando. Mirando la puesta de sol desde el bosque, entre los pájaros, esperando la noche. Y a veces nuestra mejor amiga es la soledad, la dulce compañera de siempre. Hoy en día democracia y militarización van completamente de la mano. Progreso y militarización van completamente de la mano, y pacifismo y guerra también. No hay ninguna diferencia… es una falsa dicotomía. Lo vemos muy claramente en Val Susa, como también cada vez más en las tierras de Girona, donde aumenta la presencia policial y las amenazas de muerte a los vecinos que se niegan a colaborar con la destrucción. Aumentan también, sin éxito, las golpizas a las personas solidarias, llegadas incluso desde muy lejos para ayudar la resistencia contra los proyectos de Endesa y demás representantes del capitalismo. La misma Endesa que en Sudamérica expolia, destruye, mata y desplaza. En esta península tenemos empresas como Gamesa, un ejemplo entre muchísimos, la cual por un lado vende cantidades inimaginables de armas y por otro hace eólicas. Un negocio redondo, también porque son las llamadas energías «verdes» las que sirven para que todo pueda seguir en la misma dirección, tanto para tener la energía necesaria para el Progreso como para cumplir con farsas como los Protocolos de Kyoto. ¿Qué decir de las revueltas alrededor del mundo? Las hay cada vez más y suceden cada vez más a menudo. Y no es por nada que la OTAN y los gobiernos occidentales llevan ya años renovando sus tácticas, prácticas y tecnologías, como demuestra el informe «Urban Operations in the Year 2020». En otro orden de cosas, Alfredo nos cuenta cositas. Es una pena que no haya más debate serio, andando o sentadas, haciendo un fuego en invierno, buscando setas o haciendo pozos donde no encontramos agua y levantando redes para capturar el rocío silencioso.

Algunos de los insectos amigos con los cuales compartimos la oscuridad:

«No Me Digas Que No Hay Solución» (Buterflai) — — «The Lack Of Anything Good» (Bitbasic) — — «Frozen Unconscious» (Space Tigers) — — «Soul Brutalization» (The First Light Orchestra) — — «Burnin’ Dub» (EZ3kiel) — — «Zajdi, Zajdi» (Boki Milosevic) — — «Solitude» (Entertainment For The Braindead) — — «A Ver A Ver» (Calla La Orden) — — «Song For The Haters» (Nora And Gnoll) — — «Riots» (Jahzzar) — — «MO 30-1 CUT» (Morgan Fisher)

Cuadernos #3  {1:42:50}

El viento despeinaba a su cabello pero no a sus ideales. En los ojos tenía fuego. Guerra civil como reajuste; sin embargo, quizás a veces incluso se les escapa de las manos, ¿o no? Qué fácil es hablar de paranoia pero qué fácil es también evitar ciertos temas. No pasa nada, son todas tonterías… claro, claro. Una tercera explosión en Boston, esta vez dentro de la biblioteca John F. Kennedy, poco después de la detonación de los dos petardos cerca del final del maratón. Los caminos del Poder son infinitos. Aún hoy en día hay muchas personas, incluidas algunas de las que se consideran a sí mismas «politicizadas» o «conscientes», a las cuales —por ejemplo— el día 18 de marzo del año 1921 no dice nada. Como tampoco la exótica palabra Kronstadt, nombre de la ciudad-fortaleza que se rebeló a la dictadura bolchevique, estela de centenares de revueltas campesinas que precedieron aquella fecha. Muerte a Lenin, muerte a Trotsky: ¡Kronstadt vive! Hablamos de los y las rebeldes que mostraron dignidad y rebeldía, ejemplos innumerables. En el teléfono Gabriel Pombo da Silva.

Algunas de las olas que nos salpicaron esta vez:

«May The Disaffected Find Each Other» (Underground Reverie) — — «Lullaby» (Melinda Ligeti) — — «Dub On Struggle» (Dadub) — — «Secret Agent Man» (Bobby Tumultous) — — «Wadidyusay» (Zap Mama) — — «18 Marzo 1921» (Ludd) — — «Por Aquellxs Que Mostraron Dignidad Y Rebeldía» (Punano) — — «Pickney Dub» (Aston Familyman Barrett) — — «Corona» (Nudist)

Cuadernos #2  {1:13:54}

Viviendo encima de un volcán, a punto de estallar. Tal vez de aquí a cien años, tal vez esta noche misma, como un fuego que arde en las entrañas y quema los huesos. La única grabación que existe de la erupción de Mount Saint Helens del 18 de mayo de 1980: grabada en cinta a 140 millas de distancia, el sonido ha sido filtrado y amplificado para poder percibir su fuerza. De vuelta a los montes. Aire para los pulmones, la cabeza y el corazón. Estas ciudades matan. La gente guerrillera necesitaba árboles donde esconderse. La gente guerrillera quería lluvia en el desierto. Son los árboles los que atraen la lluvia y no es la lluvia que crea los árboles. Y así plantaban, sin parar, de la misma manera en que limpiaban sus fusiles, hacían trincheras o creaban propaganda, pero secretamente, para que los enemigos no se dieran cuenta hasta que no hubiera ya una floresta enorme. Que respira a través de las teclas de una máquina de escribir, a través de las acciones de los que algunas personas suelen llamar «piratas».

Llegaron unas cartas:

«So and Soul» (Furtherset) — — «Mt. St. Helens» (Jim And Jennie And The Pinetops) — — «Back In The Mountains» (Brian Bigden) — — «General Store» (The Gruff) — — «Unabomber» (Macabre) — — «Malo Selo» (Black Sea Hotel) — — «Jig Of Slurs. Dublin Reel – Merry Blacksmith. The Mountain Road» (Sláinte) — — «Bari Sa Xaya» (Ndiguel Bamba Touba) — — «Kind Of Blue Elephant» (Blue Elephant Studio feat. Nosixwe) — — «One Dub Program Remix» (Weeding Dub)

Cuadernos #1  {1:29:59}

El Sistema asesina, la policía lo defiende. Intentan parar a los pobres, a la gente oprimida, a los que sufren: el Sistema mata y los soldados lo defienden. Con la excusa de un sinfín de «emergencias», nos encontramos con militares en las calles mientras que al mismo tiempo los policías se vuelven cada vez más militarizados. Cops vs Skateboarders. Los Mossos d’Esquadra detienen a 5 anarquistas en Sabadell y los llevan a la Audiencia Nacional y al régimen FIES, acusándolos de pertenencia a grupo terrorista y de enaltecimiento del terrorismo, añadiendo que les habían encontrado grandes cantidades de drogas. Son los mismos Mossos de Sabadell que han sido acusados por un juez de haber cubierto las espaldas a unos narcotraficantes con los cuales se relacionaban. La «crisis» (léase «reestructuración del Sistema») cobra cada vez más muertes entre los pobres y no tan pobres, y los indices de suicido se disparan a la par de los porcentajes de desempleo. Sobre todo son los jóvenes los que no encuentran trabajo y, sin embargo, entre ellos hay quienes rechazan la esclavitud del trabajo. Hay quienes se rebelan frente a lo existente y se organizan para destruirlo, construyendo su propio mundo, sus propias maneras de relacionarse entre sí y con todo lo que les rodea. Mumia Abu Jamal nos habla, desde el corredor de la muerte, sobre las matanzas legalizadas. Voces de la represión cotidiana, asesinatos a manos de la policía que siempre resultan ser más numerosos de lo que pensábamos. En Manresa, los Mossos d’Esquadra matan a Mustafá y a Sergio. Sin embargo, lo que los siervos del Capital no consiguen entender es que nuestros hermanos y hermanas respiran dentro de la rabia vital que llevamos en cada latido de nuestros corazones. Quieren abrir minas de uranio en Calaf, para perpetuar lo militar y lo civil de los negocios nucleares. Prypiat, la ciudad fantasma situada cerca de Chernóbyl. Y una tormenta de verano que nos trae las voces de los anarquistas de Bielorrusia, hablando —entre otras cosas— de la represión, la prisión, la Cruz Negra Anarquista.

Algunos de los sonidos que nos han gustado:

«The Darkness Before Dawn» (Underground Reverie) — — «The System» (Black Dubber) — — «Man In Uniform» (Randy) — — «Cop Song» (Trailer Trash UK) — — «I Hate Cops» (The Authorities) — — «Bang! Bang!» (Le Tigre) — — «Disorder On The Doorstep» (Underground Reverie) — — «Seagull Choking On A Ring Pull» (Sid Peacock) — — «Happy Ending Theme» (Stealing Orchestra) — — «Hiroshima Fukushima» (The Gatti Brothers) — — «Fukushima» (Sergi Boal) — — «¡Hay!» (Los Ganglios) — — «Temperance Reel» (Howie Mitchell)

One thought on “Cuadernos

  1. Uri ha dit:

    Felicitats 😉 Això mola cada dia més.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: